4/4/15

Señor, ¿tú me lavas los pies?

                           ¿Tú me lavas los pies?



Dios continúe derramando bendiciones a tu vida!

En el post siguiente trataremos una breve reflexión-estudio a la luz de estos versos tan interesantes. Es mi deseo que una palabra de vida quede guardada en tu corazón, así como quedó en el mío.


Manos a la obra!

avivameentucamino.blogspot.com












Estamos en unos días llamados Semana Santa en los cuales se recuerda año tras año lo que fue la vida, muerte y resurrección de Cristo Jesús.


Entonces vino a Simón Pedro;
 y Pedro le dijo: Señor, ¿tú me lavas los pies?
Respondió Jesús y le dijo: Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; mas lo entenderás después.
  Pedro le dijo: No me lavarás los pies jamás.
Jesús le respondió: Si no te lavare, no tendrás parte conmigo.
 Le dijo Simón Pedro: Señor, no sólo mis pies, sino también las manos y la cabeza.
(San Juan 13: 6 al 9)


Tenemos en estos versos a Jesús y los discípulos en lo que fue la última cena, conocida como la Santa Cena. Evento que sucedió antes de Jesús ser arrestado, condenado y crucificado.

Esta es una conversación que tienen Pedro y Jesús, en lo que nos identificamos, nosotros somos como Pedro y Jesús que fue y sigue siendo el Maestro y Señor por todos los siglos.  De esto obtenemos  grandes enseñanzas, las cuales veremos:

Dijo Jesús: Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; mas lo entenderás después.

Esto nos enseña que las situaciones o eventos que acontezcan en nuestra vida, si estamos morando bajo la sombra del Altísimo son por una razón. En el momento, no logramos comprender el por qué. Pero en la medida que nos agarramos de las manos de Dios y le pedimos sabiduría, El nos dejará aprender lo que debemos aprender, en todo el Señor nos tiene una moraleja, en beneficio nuestro.