26/11/13

Resistir las tentaciones



Dios te bendiga abundantemente!


En el post de hoy trataremos cómo resistir las tentaciones que nos llegan de parte del Tentador, ese es el enfoque para hoy. Las tentaciones que llegan por nuestra concupiscencia son otras. El punto hoy es resistir las tentaciones por parte del enemigo de las almas.

Acompáñame!

Enfrentar las tentaciones siempre será una problemática a la que todos tenemos que enfrentar en algún momento de la vida.

Siempre decimos “enfrentar las tentaciones” y creemos que se hace con sólo adoptar una postura de “firmeza” diciendo NO.
avivameentucamino.blogspot.com


Hay tentaciones que vendrán unas con más intensidad que otras, y una que nos costará más esfuerzo que otras.

Viendo en el libro de Mateo en su capitulo 4. Jesús enfrentó las ofertas que el diablo le hacía, y veo que la actitud de Jesús no fue adoptar una postura de “hombre fuerte”, lo que El hizo fue enfrentar cada oferta diciendo, declarando la Palabra de Dios.


Se ve sencillo verdad?

Pero necesitamos leer la Biblia, entrar en una comunión con Dios para que en el momento preciso el Espíritu Santo de Dios nos ayude a enfrentar las ofertas con sólo hablar la Palabra.

 El esfuerzo que hay que hacer es el de leer, orar y pedir a Dios siempre fe y fortaleza.


Veamos esto:


El tentador dice: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.
Jesús dice: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.
El tentador dice: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra.
Jesús dice: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.
El tentador dice: y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares.
Jesús dice: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.



Interesante conversación!


Lo que quiero enfocar es que con sólo Jesús decir la palabra de Dios, en cada una de las ofertas que recibía, resistía hasta que el diablo le dejo.

Esto es lo que sucede hoy día con nosotros, si tomamos la actitud de enfrentar y desechar saldremos ganando, pero si recibimos la oferta y nos quedamos con ella en la cabeza dándole cariño a esa oferta, es más probable que sucumbamos ante ella.

OjO: estoy diciendo que es más probable que caigamos, no que vamos a caer obligatoriamente.

Esto nos enseña que la palabra de Dios es poder. Cuando tu y yo nos disponemos a declarar la palabra, lo que estamos haciendo es, declarando poder, cuando la hablamos con los fines correctos estamos poniendo en movimiento el poder de la palabra.

Podemos pensar que eso fue a Jesús que le ocurrió. Es por eso mismo, porque es un ejemplo del uso que le podemos dar a la palabra de Dios cuando nos encontremos en esas situaciones.

Es importante anotar, que esto se puede aplicar para cualquier área de nuestra vida, en la cual seamos vulnerables.


Además nos enseña que hasta que no superemos las ofertas del tentador en esa área que es vulnerable, no seremos totalmente libres ni victoriosos, y esto será como un examen que tendremos que repetir hasta que lo pasemos con la más alta calificación.

Así que yo te invito amad@, a poner en práctica la palabra de Dios en los momentos de la tentación. Al principio puede que sea difícil, pero mientras más nos esforcemos más cerca estaremos de la superación, de la victoria, de la libertad. Dios nos dice que en nuestras debilidades Su poder se perfecciona. 



Paz y Gracia.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario