29/10/13

Dios examina tu espíritu


Dios examina tu espíritu


Muchas bendiciones de parte de Dios a tu vida!

En el post del día de hoy, compartimos este interesantísimo punto de análisis Dios examina tu espíritu. Diseñado para el fortalecimiento de la fe, seas creyente o no creyente será de bendición y llamado a reflexión a tu vida.

Manos a la obra!

avivameentucamino.blogspot.com
Iniciamos con el verso bíblico del libro de Proverbios de la tradicional Reina Valera:

Lámpara de Jehová es el espíritu del hombre, La cual escudriña lo más profundo del corazón.  (Proverbios 20:27).

Hay otra versión  que pertenece a:

La Biblia La Palabra de Dios para todos que dice de este mismo verso:

El Señor examina el espíritu de las personas y llega hasta sus más profundos pensamientos.

Origen:

Vemos desde el inicio de la creación del mundo cómo Dios formó al hombre:

Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. (Génesis 2:7).

El hombre por sí solo es materia, del polvo de la tierra fue tomado y al polvo ha de volver su carne, no su espíritu. El hombre tuvo espíritu cuando Jehová sopló aliento de vida en su nariz.

En esta etapa el espíritu del hombre estaba conectado con Dios, había una armonía perfecta entre Dios y el hombre. Se suponía que el hombre no vería muerte, pero al romper el diseño perfecto del Creador el hombre se convirtió en un ser caído.

Ahora bien dice la palabra que por cuanto todos los hombres pecaron fueron destituidos de la Gloria de Dios. El primer hombre Adán fue destituido de la Gloria de Dios, puesto que fue expulsado del Edén junto con su compañera Eva.

Por qué lámpara de Jehová es el espíritu del hombre? La lámpara alumbra, da luz, la creación del hombre fue para Dios como luz, fue lumbrera, en el soberano poder del Altísimo podía examinar el espíritu del hombre, porque está unido a EL.

Sabiendo esto, puede el ser humano esconderse de Dios?

28/10/13


Jehová cuidador y protector



Dios te bendiga mucho más a ti que estás leyendo estas líneas!


Hoy quiero compartir contigo unas palabras poderosas de parte de Dios.  Que si bien la asimilamos viviremos más tranquilos y confiados. Seas creyente o no creyente o no estás definido, las promesas de Dios están a la disposición para ti también. Están disponibles para todos aquellos que queramos ver las palabras cumplidas en nuestras vidas.

Iniciamos!


Nuestra base es:

Salmos 121

121:1 Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro?  121:2 Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.121:3 No dará tu pie al resbaladero, Ni se dormirá el que te guarda. 121:4 He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda a Israel. 121:5 Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha. 121:6 El sol no te fatigará de día, Ni la luna de noche. 121:7 Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma. 121:8 Jehová guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre.


avivameentucamino.blogspot.com


En este texto, hay una pregunta que todos nos hacemos en un momento dado tal vez con diferentes palabras, pero con el mismo mensaje: de dónde vendrá mi socorro? Quién me va ayudar? Quién me da una mano amiga? Es como decir, “Auxilio, auxilio”!!

Y lo mejor es que hay respuesta a la pregunta, la cual es: Mi socorro viene de Jehová. Hermoso esto!
Porqué alzar los ojos a los montes? Para nosotros ver un monte debemos alzar la mirada, el monte tiene una magnitud muy alta y amplia. En el Antiguo Testamento encontramos pasajes que nos hablan de montes, como por ejemplo el monte Horeb. Dicen los estudiosos de la Biblia que es el monte de Dios.


27/10/13

Qué es la vida cristiana? Parte Dos. 



Hola!!

Paz de Dios a tu vida!

Seguimos hoy con la segunda parte de qué es la vida cristiana?

Tener una vida cristiana es:

Vivir de forma justa. 

Dice la palabra:

Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. (Mateo 6:1,2).
avivameentucamino.blogspot.com


Toda buena obra que tú hagas, hazlo de manera sencilla, basta con que Dios lo vea. A su tiempo El dará el reconocimiento debido a lo que has hecho. Qué es lo que pasa cuando por cada cosa que hacemos suena la fanfarria que todo el mundo tenga que saberlo?  Que ya entra en nosotros nuestra propia justicia y no la de Dios.

El ser humano cuando recibe aplausos, elogios, se va llenando de orgullo, poco a poco se atribuyen la gloria a ellos mismos y no a Dios. Aquí es donde está el problema: nos olvidamos que fue por mano de Dios que pudimos hacer las cosas.

Sigue obrando en todo lo bueno digno de virtud, que a su tiempo Dios dará la recompensa.

La vida cristiana es:


Qué es la vida cristiana? Parte uno


Qué es la vida cristiana?



Que la paz y gracia de nuestro Señor Jesucristo sea contigo!



Para hoy traigo esta interesante pregunta: qué es la vida cristiana? Podemos tener creencias acerca de esto que sean ciertas como también no muy ciertas. Muchas personas rehúyen o simplemente dicen no estar preparados para este tipo de vida.

En este post procuraré ser breve en apego lo más posible a la realidad.


avivameentucamino.blogspot.com






Iniciamos!!!


La vida cristiana, es un estilo de vida diferente basado en los principios bíblicos y en la fe en Dios creyendo en el sacrificio hecho por su hijo amado Jesús para redención de todos nosotros.


Quisiera decir que es un estilo de vida como cualquier otro, pero no es así, este estilo es muy especial, porque nos regimos por lo que nos dice la Biblia y porque en verdad marcamos una diferencia, la cual es: que la vida cristiana se basa en el amor y perdón. En esto reside la diferencia y especialidad.

18/10/13

Dos enfoques en las congregaciones



Que Dios te bendiga mucho a ti que estás leyendo estos versos!


En esta oportunidad presento algunas motivaciones por las que algunos se inclinan más a las congregaciones grandes con muchos miembros, y porque otros optan por las congregaciones con pocos miembros. Este tema es para llamar a la reflexión, quiero que lo veas con un lente constructivo, dependiendo de dónde te encuentres si en lo poco o en lo mucho, le saques el mayor provecho posible.


Acompáñame!


Hoy día cuando alguien siente la necesidad de visitar una congregación/iglesia, es porque es Dios quien pone este sentir en su corazón. Pero una de las cosas que influye en nosotros es ver la cantidad de personas en la iglesia y más cuando vamos por primera vez o en las primeras veces. Como seres visuales que somos le damos su importancia.


Hay un factor que hoy día está afectando mucho a las iglesias: es que los miembros se mueven de un lugar a otro por su propia concupiscencia, justificándose con todas las excusas posibles.

En verdad exhorto, que si estamos en un lugar y queremos irnos, pidamos primeramente la dirección de Dios. Vayamos en el orden divino. No en nuestro propio orden.

Creo firmemente que Dios Sí interviene en este asunto, creo que Dios obra para que estemos en un lugar determinado, así mismo en Su tiempo nos moverá o hará lo que desea con nosotros.

Se entiende que donde hay mucha gente, hay vida, hay mayor capacidad para sostener la infraestructura, en cuanto a los gastos en los cuales se incurre.
Se entiende que donde hay mucha gente, también en el sentido espiritual hay mucha santidad, unción y poder de Dios.

También está el otro lado de la muchedumbre, cuando hay unos pocos miembros en el tabernáculo de Dios, a la mayoría no nos gusta. Por qué? Porque se puede creer en primera instancia que no hay nada que hacer en aquel lugar.

Ambos lados tienen sus puntos a favor. 

Hay motivos que a simple vista no se pueden ver, por lo que a todos en la mayoría nos gusta un lugar lleno de gente, en este caso la casa de oración de Dios, veamos:


Uno.
En la multitud, algunas personas llegan a la hora del servicio, y hasta un poquito tarde, desde que se acaba todo, se van.

Dos.
Cuando hay multitud, son pocos los que tienen compromiso y responsabilidad para con su iglesia. Como ya hay un cuerpo ministerial formado, simplemente decimos “que lo hagan ellos, o que decidan ellos”. Es decir, que las probabilidades de que las personas se sientan más comprometidas y con sentido de lealtad son más bajas.

Tres.
Dentro de la multitud, se confunden lobos y ovejas, en verdad, no se sabe quién es quién. Hay más probabilidades de que un hermano se aparte del camino. Así como hay otros que por la convicción que tienen luchan por mantenerse siempre derechos en el camino de Dios.

Cuatro.
Se dan los casos, que en la multitud, siempre son las mismas personas que agotan las oportunidades en el servicio, y encontramos otros con un buen talento pero que no han tenido la oportunidad de desarrollarse como otros.

Quinto.
Cuando hay multitud se entiende que están buscando el poder de Dios, pero si examinamos el fondo, es eso cierto? O será que sin querer nos hacemos seguidores de los lideres, de hombres/mujeres igual que nosotros?

Sexto.
Cuando hay tantas personas, se dan los casos que para hablar con los pastores, hay que hacer citas. Debido a que hay tantas cosas de hacer, el miembro no tiene un contacto más cercano con sus pastores, no hay un seguimiento de parte del pastor para la oveja más cercano, con más dedicación.
Quizá existen otras tantas razones, si tienes alguna que no he mencionado aquí, por favor, compártelas, serán bien recibidas.

Séptimo.
Es de reconocer que cuando hay multitud, ayudan con muchas causas o eventos, para cumplir como dice la Palabra que a los pobres lo tendremos siempre.


Tenemos el otro lado aquellas casas de oración, en donde los miembros son pocos. En su mayoría no nos agrada porque entendemos que “no hay de nada”.

Algunas razones por las que no nos gustan los lugares pequeños, son:


15/10/13



Ser y Mostrar



Hoy tenemos un punto de análisis muy interesante, en un contexto que bien puede aplicarse en el día de hoy. Y que ninguno estamos exentos de ello. Pretendemos con este tema de Ser y Mostrar hacer un auto análisis en nosotros y detectar si estamos cayendo en la trampa, para la edificación de una mejor calidad humana. 

Tenemos el siguiente escenario: Pedro siendo amonestado por Pablo. Interesante verdad? Un apóstol siendo amonestado por otro apóstol! Wow!! Y ambos con pleno respaldo de Dios.

Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar.  Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión.  Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos.  Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar? (Gálatas 2:11 al 14).



Cuál es la problemática?


Pedro y Pablo se encontraron en Antioquía. Una vez estando allá Pedro comienza a compartir con los hermanos gentiles convertidos al evangelio. Pero cuando llegan los hermanos en la fe de parte de Jacobo que estaba en Jerusalén, Pedro se aleja de aquellos, es como negando lo que estaba haciendo (que no era malo). Pablo al ver esta acción le amonesta. Porque lo que Pedro aprendió del Maestro fue la verdad, siempre teniendo la verdad pase lo que pase.


Tenemos esta consideración: Hasta el Antiguo Testamento se creía que la salvación era sólo para los judíos, con el sacrificio de Cristo la salvación se extiende también a los no judíos que son los llamados gentiles. Por esta razón los judíos se retraían con respecto a los gentiles.

Quizá dirías pero como se aplica esto hoy día en el mundo actual?
avivameentucamino.blogspot.com


Esta situación la vivimos y tal vez no nos damos cuenta. Es una actitud de simulación o hipocresía. Podemos decir de falsedad.

Pedro siendo judío estaba compartiendo o comportándose como un gentil, y cuando se vio amenazado con la llegada de los demás hermanos, cambio su forma,  me puedo imaginar que fue una situación parecida como cuando negó a Jesús tres veces, que la gente le decía tu eres uno de ellos, y Pedro lo negaba diciendo que no conocía a Jesús.

Por qué un hijo de Dios se deja arrastrar por la simulación o hipocresía?


Podemos decir que: porque quiere encajar con el resto de la sociedad o el grupo en el que se está desempeñando en el momento.

Hay una realidad: existe lo que se llama “presión de grupo”. Aunque hay personas que lo niegan, el contexto en el que cada quien vive y las personas con las que comparte socialmente influyen en su vida, en su comportamiento. Muchos dicen que esto no es verdad, pero yo creo que sí es verdad.

Entonces podemos ubicar a Pedro en este escenario, siendo judío se comportaba como gentil. Cuando los judíos lo sorprenden el vuelve en sí y se comporta como judío nuevamente.

La falsedad e hipocresía es uno de los mayores males que han hecho que el ser humano pierda su calidad humana, queriendo mostrar algo que en el fondo no son. En este afán por “ser como los demás” o aparentar que estamos “en el mismo nivel social o económico” nos volvemos hipócritas. Perdemos nuestra propia identidad.

Todo aquel que tiene un llamado de parte de Dios, es llamado a ser diferente y no encajar con el común de la mayoría. Por qué? Porque tienen la verdad de Cristo con ellos, cuando el hijo de Dios no puede apoyar lo que está mal hecho, encontrará enemistad.  Jesús fue aborrecido porque daba testimonio de que las obras del mundo eran malas. Cuando nosotros como hijos de Dios damos testimonios de cosas que están mal, nos aborrecen.


Lo peor es que hay personas que saben que son practicantes de la hipocresía.  Dios ayúdanos!  Es como si fuera nada, se vuelve parte de ellos. Te saludan con besos y abrazos, desde que dan la espalda te acaban. Wow!!


Pero sabes algo bueno? Tú puedes ser la diferencia. No te digo que vas a cambiar al mundo como un superhéroe, pero sí, puedes hacer mucho desde tu vida, con tu testimonio, con los que te rodean.


Cada vez más el mundo se vuelve falso: falsos amigos, falsos amores, falsos buenos deseos, un bombardeo constante de publicidad que lleva a las mujeres a operarse todo para estar “bien” delante de la gente. Entre tantas cosas.


Dice la palabra:


¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. (Santiago 4:4).

Este verso es claro: si tú o yo como hijo de Dios queremos estar bien con los demás, estamos siendo enemigos de Dios. Entonces es mejor estar bien con Dios y mal con los hombres. Porque a quien en verdad se debe temer es al dueño de las almas, que es El.


Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad. (Mateo 23:28).

Este verso es impactante! De qué nos vale mostrarnos de una forma y en verdad ser otra? Cuando Jesús dijo esto fue a los fariseos que guardaban la ley, pero con sus acciones y en el interior de su corazón estaban alejados de Dios.


Esto nos enseña que la conversión al evangelio, a la verdad de Cristo, empieza desde adentro, en el corazón, en la mente, lo que tengamos dentro es lo que haremos y esto se reflejará por fuera.  El evangelio es poder de Dios, es una nueva forma de vida, a unos le toma 1 año, a otros 4 años, a otros otro tiempo, porque es un nuevo estilo de vivir. Esto es lo que muchos no entienden. Cada quien va a un ritmo diferente, según como Dios le permite.


A veces queremos mostrar que somos más “santos” de la cuenta, que somos más “rectos o íntegros” que otros, exhorto en que no nos esforcemos por “mostrar”, esforcémonos por “serlo”, nuestros propios hechos darán testimonio. Aun el hombre físico no lo vea o reconozca pero Dios sí lo hace, el Espíritu Santo está ahí.
Muchos están ciegos en su entendimiento y se engañan a sí mismos. Muchos hay con ceguera espiritual pero solo la palabra del evangelio es la que puede rescatarlos de la pobre calidad humana.

Por esto digo ninguno estamos exentos de la simulación o la hipocresía, como hijos de Dios que queremos agradarle, pidamos su ayuda para eliminar de nosotros esta mala actitud. Se puede.



Finalmente:
Los protagonistas de este punto de análisis nos enseñan lo siguiente:
La conversión al evangelio es un proceso que a cada quien le toma un tiempo diferente, unos asimilamos más rápido que otros.
Que seamos nosotros mismos, con nuestra forma de actuar, de pensar, respetando claro al prójimo, pero que los demás pueda ver lo que hay en nosotros.
Eliminemos de nosotros toda hipocresía, toda simulación, esto en primer lugar no agrada a Dios, y segundo trae consecuencias negativas para nosotros.
Que mantengamos la verdad en donde quiera que estemos, y con quien estemos.
Que nos ocupemos más en “ser” que en “mostrar” lo que somos. A su tiempo Dios se encargará de reconocernos.
Seamos practicantes de la verdad, mejor es estar bien con Dios y con nosotros mismos, que con los demás.


Paz y Gracia.


14/10/13


Custodios del evangelio




Muchas bendiciones de parte de Dios para todos!


El evangelio ha sido, es y será uno de los temas que más suscitan debates y controversias, muchos son portavoz del evangelio y otros aspiran serlo. Algunos lo han tergiversado y otro siguen anunciándolo de forma fiel a como está escrito. Algunos se hacen llamar embajadores de Cristo y no lo son, en esta acción lamentablemente multitudes han sido engañadas. A través del tiempo todos aquellos que anuncian el evangelio han sufrido persecuciones, algunos perseveran y otros los embates de la vida los aplastan.
avivameentucamino.blogspot.com

En el día de hoy tenemos un pequeño pasaje que nos demuestra que sí se puede anunciar y perseverar en el evangelio hasta el final. Veamos cómo?


Nuestra base bíblica es:
 Y esto a pesar de los falsos hermanos introducidos a escondidas, que entraban para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, para reducirnos a esclavitud,  A los cuales ni por un momento accedimos a someternos, para que la verdad del evangelio permaneciese con vosotros. (Gálatas 2: 4,5).


La situación que se estaba viviendo en el momento inmediato en que el Apóstol Pablo va a visitar la iglesia en Galacia es que había hermanos nativos judíos creyentes del anuncio de salvación y había nuevos gentiles convertidos al evangelio de Cristo. Los primeros no aceptaban a los segundos. Sumado a esto los falsos hermanos que eran infiltrados entre los creyentes para convencerlos de que no sigan el evangelio que se le predicaba.



Tenemos dos vertientes:


Uno.
-Y esto a pesar de los falsos hermanos introducidos a escondidas, que entraban para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, para reducirnos a esclavitud-

Dice la palabra que todo aquel a quien el hijo del hombre libertare, será verdaderamente libre. La pregunta puede ser: de qué nos libertan,  y a qué libertad nos conducen?

El evangelio es buenas nuevas, noticias nuevas y buenas. Antes de conocer y aceptar a Cristo como Salvador, todos nosotros estamos sumergidos en nuestros delitos y pecados, la palabra dice que el alma que peca esa morirá. En esta forma de vida, estamos muertos espiritualmente por causa del pecado, estamos alejados de la gloria de DiosPor cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios. (Romanos 3:23).


Una vez que confesamos a Cristo con nuestra boca y creemos con el corazón para justicia, ya nuestra vida cambia, pasamos de un estado de muerte espiritual a una nueva vida espiritualmente también.
Es aquí en donde pasamos de ser esclavos del pecado a ser creaturas libres en Cristo.


9/10/13

Deberes de la oveja para con el pastor




Dios te bendiga y te haga prospero a ti que estás leyendo estas líneas!



Para hoy presentamos el siguiente punto de análisis, que es el deber o deberes que tienen la oveja o miembro de la iglesia para con su pastor, y/o líderes que se encuentran al frente de la obra de Dios. Queremos despertar la conciencia crítica de cada persona y de igual forma formarnos en cuanto a nuestra vida cristiana y fomentar el sentido de pertenencia de cada quien hacia sus líderes espirituales.



También esto se aplica a cualquier otro lugar, grupo, institución al que nosotros estemos afiliados, o prestemos un servicio. 


Acompáñame!


Como base tenemos a:


Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe. (Hebreos 13:7).

Cada nueva persona en el camino de Dios, como punto inicial comienza a congregarse en una iglesia de forma permanente, cuando llega encuentra a un ángel o cuidador llamado “pastor/a”.  

Por referencia sabemos que el pastor es quien está al cuidado de la iglesia, y entendemos que es el que tiene que ver con todo, y si algo acontece bueno o malo se lo atribuimos al pastor.  Muchas veces llegamos a pensar que la iglesia sólo le pertenece al pastor, y nos quedamos ajenos, somos como turistas que llegamos escuchamos, participamos, al final nos vamos.

Entendemos que el pastor/a tiene responsabilidades o compromiso con nosotros, pero alguna vez nos hemos preguntado: tengo yo compromiso con mi pastor/a?

Si responde positivamente, pregunto: estoy cumpliendo con mi deber o se lo estoy delegando a otro?

Si responde negativamente, es tiempo de ser agradecido y cumplir con su deber.

Si nos damos cuenta el pastor/a, cuenta con un equipo de trabajo o apoyo que es el “cuerpo ministerial”, cada uno con una tarea en especial para hacer. Es decir, que aparte del pastor, debemos tener respeto y obediencia a los líderes de la congregación.

Por qué?

Porque entendemos que la única persona que toma decisiones o que tiene autoridad es el pastor, pero se nos olvida que hay otros líderes cerca del pastor que también se les ha dado autoridad para desempeñar y estar al frente de la obra.


El miembro tiene los siguientes deberes:


Uno. 
Tener confianza hacia su pastor/a.  Así como acercase al líder con el que usted se sienta identificado.

Dos. 
Cada persona debe orar constantemente por su pastor/a.  Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias. (Colosenses 4:2). Cada vez que oremos, presentemos a Dios a nuestros pastores así como los líderes de la iglesia.

Tres. 
Cada ovejita debe ayudar a su pastor. En qué? En todo lo que pueda ser posible. En toda iniciativa de trabajo, o en cualquier otra colaboración que sea de parte de Dios. Y según cada quien sienta hacer.

Cuatro. 
La iglesia debe ser fiel a sus pastores. Así como cuando tenemos pareja y queremos que nos sea fiel, así mismo, nosotros debemos ser fieles, porque si no somos fieles con quien podemos ver, cómo seremos fieles a Dios a quién no vemos?

Cinco. 
Es muy importante que le comuniquemos al pastor/a, nuestros problemas, inquietudes de índole espiritual, por qué? Porque es quien vela por nosotros, y es quien nos puede ayudar, antes de hablar con cualquier persona, es mejor hablar primero con nuestro pastor, no a todas las personas le podemos andar diciendo nuestras cosas, aunque sean hermanos en la fe y estén con nosotros todos los días.  En esto seamos cuidadosos.


5/10/13

El cambio 




Quiero compartir contigo este punto de análisis que nos enseña acerca de la necesidad del cambio en nuestras vidas. Para qué cambiamos y por qué. Cada uno de nosotros pasamos por un momento en el que necesitamos darle un giro a nuestras vidas el cual puede ser en cualquier aspecto.



Dios te bendiga!


Había un hombre llamado Nicodemo, dice un principal, esto es un hombre con cierto grado de respeto o autoridad en su círculo social y moral. Para entrar al reino de los cielos debía nacer de nuevo.

Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. (Juan 3:3).


Nacer de nuevo es un proceso de cambio, cuando decidimos pasar de una acción a otra estamos ejecutando un cambio.

Tal vez no estás conforme en algún aspecto de tu vida y decides cambiar. Las personas no cambian de un día para el otro, primero hay una gestación a lo interno de su ser.

Dónde se origina el cambio?

Primeramente pasamos por el momento en que nos damos cuenta de que necesitamos cambiar, algún evento nos impacta, es como tocar fondo, llegamos a la luz de un nuevo descubrimiento.

El proceso va así:

Primero se origina un pensamiento, segundo una emoción y tercero una acción.

Cuando se acciona previamente ya ha habido un proceso de razonamiento y después surge la emoción.
Sí estas alegre, accionas alegremente, porque antes tuviste un pensamiento/causa que originó tu comportamiento. Esto es lo que ocurre con los cambios en nosotros.

Es aquí donde analizamos qué es lo que quiero cambiar, y pensamos cómo lo hago, con qué me auxilio. Esta es la fase de reconocimiento.

Luego llegamos a la fase de acción

Ponemos en práctica la decisión tomada, empezamos a dar los primeros pasos que entendemos hay que dar.

Es bueno recordar que en el camino del cambio, hay obstáculos que se atraviesan, y nos desaniman, pero si estamos claros del por qué estoy cambiando, podremos continuar victoriosos.

Los cambios traen incertidumbre, emoción, temor, y por lo regular riesgos. Es muy sensato antes de poner en práctica la decisión de cambio, evaluar algunos riesgos y si puede influir y de qué forma a mí alrededor.

Recuerda que si quieres cambiar en algo, debes hacerlo por ti mismo, estando convencido de ello. Si no tienes convencimiento del propósito, siempre necesitaras estímulos externos para continuar. A qué me refiero?

Ejemplo: maría quiere rebajar de peso, pero maría quiere bajar de peso porque sus amigas están en la fiebre de estar más delgadas y maría les sigue. Como no tiene un convencimiento por ella misma, siempre estará llamando a alguna amiga para hacer la dieta o los ejercicios, ahora bien, si tiene el convencimiento aunque las amigas abandonen el plan de rebajar de peso, si ella está convencida ella continuará con o sin ellas.

Los cambios para que sean permanentes en nuestra vida son lentos, de pequeñas acciones en pequeñas acciones, si quieres ser más simpático, alegre, menos dado a discutir, empieza por acciones pequeñas, a saludar más, a ser un poquito más conversador, estás pequeñas cosas son las que van marcando la diferencia en nosotros.

Cuando dejamos que Cristo Jesús entre a nuestras vidas, ocurren cambios en todas las facetas, en la medida que nos dejamos guiar y vamos leyendo y entendiendo la palabra de Dios el cambio se va dando poco a poco pero seguro, al descubrir las maravillas que Dios ha obrado en nuestro ser nos quedamos sorprendidos, porque con nuestra propia fuerza no sería posible.

Si quieres ser mejor amigo, mejor estudiante, mejor hijo de Dios, empieza a identificar qué es lo que está inquietando tu ser, los cambios surgen en diferentes momentos. Porque si estas convencido de ello lo harás.

Un aspecto muy importante es que según sea la naturaleza de tu cambio busques ayuda. A nosotros como seres humanos no nos gusta pedir ayuda por temor a parecer tontos o raros, lo mejor que podemos hacer es buscar ayuda, puede ser de un amigo, de tus padres, de tus líderes espirituales, dice el refrán que dos cabezas piensan mejor que una y es cierto.

Amad@,  cualquier aspecto en tu vida que sientas la necesidad de cambiar, primero busca la ayuda de Dios, y segundo examina el motivo interior por el cual quieres  hacerlo, como mencione antes, si tenemos un convencimiento cambiaremos de forma lenta pero segura, pero si el motivo no es muy profundo el cambio durará lo que dure la voluntad o emoción. 


Primero tu pensamiento, luego tu emoción por ultimo tu acción. Entre cada una de ellas hay un tiempo de dilación, en el cual avanzamos o retrocedemos. Recuerda el cambio le da sentido a tu vida.


Paz y Gracia

4/10/13

Liderazgo para servir




Hoy día se habla mucho del liderazgo, a cientos de personas les gusta sentirse “lideres”, por qué? Porque refleja poder. Tomate sólo unos minutos para que leas cuál es el otro aspecto que se requiere para ser un buen líder.


Que Dios te bendiga mucho más!


El objetivo de este punto de análisis es formar las actitudes o cualidades correctas para crear una buena base para tu liderazgo, resaltando el servicio como eje inicial del mismo.



El mejor ejemplo para ilustrar nuestro eje es Jesús:

Mas no así vosotros, sino sea el mayor entre vosotros como el más joven, y el que dirige, como el que sirve. Porque, ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Más yo estoy entre vosotros como el que sirve. Pero vosotros sois los que habéis permanecido conmigo en mis pruebas. (Lucas 22: 26 al 28).


Consideraciones:

El servicio es lo que tú haces dentro de un grupo o lugar en concreto. Es la función o responsabilidad que desarrollas para un grupo de personas o algún lugar. Por ejemplo en tu empleo tu eres un “servidor”, porque haces cosas para alguien más, prestas ayuda, entre otras cosas.


Muchas personas ostentan posiciones de liderazgo, ya sea por cualidad innata o adquirida.

El servicio en su primera concepción es vocación. No todos poseemos la “vocación de servicio” de forma innata, pero sí se adquiere. Es decir, que tú puedes adquirir y desarrollar esta aptitud.

Como líder que eres, o que te estás preparando, debes saber que vas a guiar personas y recursos, esto es una tarea ardua.

Antes de dirigir, el buen líder primero es dirigido, es instruido, es disciplinado; puede ser que sea instruido por un mentor específicamente, también dependiendo de su contexto el líder se instruye o se educa a sí mismo por lo que observa, lo que escucha y por los hechos de los demás.

Tu eres quien decides cómo es tu liderazgo: positivo o  negativo.

El líder en un grupo siempre es el Mayor.

Tú serás el Mayor en todo. En qué? En responsabilidad, en tener visión a futuro, en firmeza, en integridad en todo lo que manejes (dinero, recursos, etc).


Dimensiones del servicio:

El servicio proviene de servir, cuando las personas “sirven” dejan ver lo siguiente: humildad, disposición, sensibilidad, empatía con los demás, el servir mantiene cerca a las personas, y de ésta forma el líder tiene contacto directamente con cada quien.

Tu liderazgo lo construyes con tu servicio! Muchos creen que ser líder es un rol fácil, esto es un rol de mucho trabajo y esfuerzo, si es que se quiere hacer las cosas bien.

Hay liderazgos que nacen por las circunstancias fruto de las crisis. Pero el buen liderazgo requiere fundamento y tu servicio forma parte de ello.

Ahora bien, no estoy diciendo que solo por servir eres  ya un líder,  y si no sirves pues no lo eres, lo que estoy diciendo es que la forma de tu servir a los demás te puede ayudar mucho a que crezcas como un buen líder.

En los versos citados, Jesús dice que él está aquí como el que sirve. Esto nos enseña la dimensión que tiene el servicio. Es como la base para tu crecimiento.

Finalmente:

Si estás en tu congregación, se presto para servir en todo lo que puedas, notarás que a su tiempo la recompensa llegará.

Si estás en tu empleo, ayuda a quien te lo pida, si estás en un grupo juvenil o musical o en lo que estés, sólo está presto para servir, para ayudar, con cierto dominio propio, buenas decisiones, y verás que a su tiempo vendrán los frutos.

Con liderazgo o sin liderazgo en la mira, el servicio es importante en muchas dimensiones, porque nos ayuda a conectar con la gente, a conocer quiénes son los que nos rodean en donde estemos (empleo, iglesia, grupo), nos da gozo porque somos útiles, y nos hacemos querer más fácilmente. 


Tu animo a que tu liderazgo sea para servir!

Te invito a que examines esto y lo pongas en práctica!


Déjame saber qué piensas al respecto!
Paz y Gracia!

3/10/13

Jesús como tu pan de vida

Jesús como tu pan de vida




A ti que estás leyendo, que Dios te bendiga más!


Hoy quiero enseñarte a Jesús como el pan de vida que tú y yo necesitamos, tan esencial para nuestra existencia. Este pequeño punto de análisis va dirigido para que conozcas un poco más del Maestro, para nuestra educación cristiana, y si no eres cristiano para que tengas un poco más de  conocimiento de Él.


Manos a la obra!


Uno.
Importancia de la palabra.

 Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, más de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre. (Deuteronomio 8:3).

Todos nosotros existimos por la palabra, lo creas o no, tú que estás leyendo existes porque Dios dispuso con su palabra que así fuera.  Cristo es el pan que Dios ha provisto para que ninguno de nosotros tengamos hambre una vez que lo comemos. Esto es más bien espiritualmente hablando.

Cristo usa este elemento físico para que podamos asimilar en nuestra mente finita, la importancia y profundidad que El tiene para cada uno de nosotros. De esta manera podemos comprender de forma terrenal lo celestial.


Dos.
El hombre es tentado por sus necesidades.


Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, dí a esta piedra que se convierta en pan. (Lucas 4:3).
Cristo como hombre fue tentado por el alimento. Cuando alguien tiene hambre se pone de muchas maneras verdad?

La Biblia nos muestra que Jesús resistió. Y con la misma palabra arremetió contra el diablo:
 Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios. (Lucas 4:4).

Nosotros siempre seremos atribulados, afanados por el pan de cada día, por la comida, porque en verdad si no comemos cómo viviremos?

Tenemos muchas ofertas en diferentes lugares, algunas de ellas no licitas, pero en este día, Jesús nos enseña que podemos hacer lo bueno y tomar las decisiones correctas por encima de las dificultades.


Tres.
Bienaventuranza del que come pan en el reino de Dios.

Oyendo esto uno de los que estaban sentados con él a la mesa, le dijo: Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios. (Lucas 4:15).

Qué significa esto?
Que todo aquel que ya ha confesado a Cristo como su Salvador, participa en El, espiritualmente come su carne, esto es el pan, el mismo se identifica como el Pan de vida.

Qué tremendo esto! Todos nosotros somos bendecidos, bienaventurados por aceptar a Jesús en nuestras vidas como nuestro Salvador.

Tener a Cristo es bendición a tu vida!!


Cuatro.
Afirmación de la divinidad de Cristo.

Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo. (Juan 6:51).

Cristo como hombre-Cristo como ser divino.

Jesús dio su vida por cada uno de nosotros. Cuando habla de carne, se refiere a su humanidad, y al sacrificio que posteriormente haría en la cruz del calvario.

Es decir, que cuando tenemos a Cristo, estamos aceptando una parte divina en nuestras vidas, nuestro cuerpo se mueve porque hay “algo intangible” que lo hace, a ese “algo intangible” es lo que la carne de Cristo le da vida en abundancia.


Cinco.
Unidad del cuerpo de Cristo.

La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?  Siendo uno solo  el pan, nosotros, con ser muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan. (1 Corintios 10:16,17).

El pan de vida es lo que sostiene a todos los cristianos en el mundo entero, esto es la comunión que tenemos unos con otros, porque compartimos el pan. Aunque algunos tengan diferentes doctrinas, todos hacen referencia a Dios, el cual fue hecho carne y vino a la tierra y anduvo como hombre.

Aunque veas muchas iglesias y muchas doctrinas diferentes todos proclaman al Dios vivo. Todas comen del pan de vida.


Finalmente:

Amad@, Jesús es el pan de vida, y El quiere alimentarte desde ahora y para siempre. Ya no sigas consumiendo comida chatarra. Ellas solo sacian por un instante. Pero Jesús te sacia y te deja satisfech@ para siempre! 

Complementa esta lectura con Jehová cuidador y protector

Paz y gracia!

2/10/13

El Papelito Viejo

EL PAPELITO VIEJO




Para hoy tenemos un punto de análisis muy importante, El papelito viejo.  Te preguntarás a qué se refiere?

El papelito viejo representa a los cristianos con un largo servicio, con el paso del tiempo y embates de la vida su primer amor se apaga. Este análisis es para nuestra educación cristiana y avivar el fuego de nuestro corazón siguiendo la soberana vocación de la fe  en este camino.



Dios te bendiga más!


Manos a la obra!!


Este tema enfoca a aquellos cristianos que ya tienen muchos años en el evangelio, o siendo parte de alguna creencia religiosa. Hay un peligro en estas trayectorias largas dentro del servicio, cuál es ese peligro?  Que damos ya todo por sentado.

Es como aplicar la frase de “lo difícil no es llegar, es mantenerse”. Muchos cristianos luego que llegan o sobrepasan un tiempo X, experimentan la sensación de que ya lo han visto todo, o que conocen todo, o que tienen mucho conocimiento. Después su forma de expresarse es la siguiente: “esto o aquello es para los nuevos”.


Primero: el origen

Todas las personas en primer lugar cuando llegamos a los pies de Cristo, somos un papel nuevo. Como estamos en blanco Dios empieza a hacer con nosotros conforme a su voluntad: recorta el papel, escribe en el, lo dobla, vuelve y lo endereza, etc.

En el transcurso del tiempo el papel aguanta todo tipo de tiempos, va a diferentes lugares, personas distintas lo ven, lo critican, lo halagan, lo tiran al piso, otro lo recoge, etc.

Así es la vida del creyente en Dios, vive diferentes tiempos, llega a lugares distintos, trata con diferentes personas, algunas lo hieren, otras ayudan, otras lo maltratan mucho, las dificultades externas que llegan a su vida, los dardos de fuego del enemigo, la lucha constante por seguir firme en lo que ha creído, su fe es puesta a prueba muchas veces, el creyente ríe, llora, se cae, se levanta, tiene ánimo, se desamina, trabaja, descansa, ama, deja de amar, entre otras tantas cosas que ocurren.

Al nacer de nuevo espiritualmente, tenemos algo que se llama amor. En el primer amor queremos hacer de todo, y queremos ser los más buenos del planeta tierra.

Vamos a la luz de la palabra lo que dice en Apocalipsis 1: 2 y 3.

Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado.

Te identificas con este verso?

Esto es lo que pasa con aquel papelito viejo, que ha vivido tantas cosas, que el amor y pasión, que un día lo impulsaba se duerme. El amor no desaparece, pero sí duerme.

Qué acontece? Que al estar dormidos, dejamos que sean “los demás”, los “nuevos” que hagan el trabajo.  Lo que tal vez puede hacer ese papelito viejo, deja que sea el papelito nuevo que en su primer amor lo hace todo.

Hoy día hay muchos hijos de Dios dormidos,  cristianos que al tener muchos años sólo se rigen “por su propio librito” y no ven que los tiempos cambian, no se dan cuenta que el contenido del “librito” deben ajustarlo al tiempo actual, sin abandonar su esencia. Es buscar una estrategia para llevar el contenido.


Segundo: las consecuencias

Cuáles son las consecuencias cuando espiritualmente alcanzamos madurez y creemos que hay cosas que “los nuevos que lo hagan?”

Primero. La vida espiritual llega a ser tan normal, que después salirnos de ahí es un problema serio.

Segundo. Vivimos atrapados en el pasado, “en aquellos tiempos” de cuando “hacíamos” proezas.

Tercero. No nos adaptamos probablemente a la nueva iglesia en la que estamos, o puede ser algún tipo de situación diferente. Esto es resistencia al cambio.

Cuarto. Los demás son los que tienen que hacer las cosas para que aprendan.

Quinto. Le buscamos un “pero” a todas las cosas.

Sexto. Los talentos ya no producen al cien por ciento. El uso de los dones espirituales se estanca.


Tercero: la solución para despertar del sueño

Para que el papelito viejo recupere su esplendor es necesario:

Estar alerta: alerta? De qué? Alerta de no caer en la rutina espiritualmente. Al llegar al punto estable está el peligro de dormirnos en la rutina. Aquí es donde hay que estar alerta, de combatir “lo mismo de todos los días”, con cosas nuevas, como por ejemplo: orar más, involucrarse en alguna actividad de trabajo, proponerte nuevos retos, alguna meta nueva y escríbela. Y si ya crees que lo has hecho todo, sabes qué?

Vuelve al inicio y comienza otra vez, recupera tu primer amor, tu pasión, entusiasmo, ese brillo en tus ojos de hacer la voluntad de Dios. Esta es la forma de avivar el fuego del don que Dios ha puesto en ti. Involucra al Espíritu Santo, pídele que te alerte cuando estés en camino de convertirte en un papelito viejo.

Como ves no hay atajos, ni formulas mágicas, lo que sí hay es mucho trabajo por hacer, trabajo que solo nosotros somos los responsables.

Otros aspectos que sirven de ayuda son los siguientes:

Tener buen fundamento: Desde nuestro nacimiento espiritual la guía y alimento espiritual que sea sano.

La actitud de humildad: Ser humilde y mostrarlo.  Qué pasa si no soy humilde? Dios se encargará de arreglar eso. Ten paciencia porque duele.

Capacidad de recibir críticas constructivas/no constructivas.

Aunque seas un papelito viejo ya sea en la edad, o espiritualmente, o en las dos cosas, el contenido de tu papel debe renovarse, se un papelito viejo que llame a la “atención” de los demás. Que sea parte de la solución. No tienes idea de qué hacer? Pide iluminación al Espíritu Santo de Dios, y espera su respuesta.

Paz y gracia!