27/11/13


Bienaventurado por creer en Dios




Dios te prosiga bendiciendo! 


Acompáñame en esta breve reflexión!


Bienaventurados todos los que en él confían


El ser humano suele creer en muchas cosas, y se supone que obtiene beneficios de aquello que cree. Pero en verdad son estos beneficios buenos, alegran el corazón del hombre permanentemente?


Y para aquellos que creen en Dios qué pasa?

Dice el salmo 2:12, que los que confían en Jehová son bienaventurados.

El ser bienaventurado se relaciona con la felicidad, y en la búsqueda que el ser humano emprende.

*Bienaventurado también puede entenderse como “dichoso” o “feliz”.

Entonces el hombre que confía en Dios es dichoso, es decir, es bendecido de parte de Dios.
avivameentucamino.blogspot.com


La bienaventuranza y felicidad de la persona de DIOS es una que avanza en el entendimiento y en los caminos de DIOS, sin virar a derecha o izquierda.

A lo largo de las Santas Escrituras especialmente en el libro de los Salmos podemos encontrar muchas citas en las que se relaciona con bienaventurado.

Es asombroso saber que por creer y poner la fe en Dios, ya obtenemos bendición.


Veamos algunos ejemplos:

He aquí, bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga; Por tanto, no menosprecies la corrección del Todopoderoso. (Job 5:17).

Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado. (Salmos 32:1).

Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios;  Mas el que endurece su corazón caerá en el mal. (Proverbios 28:14).

Como hemos visto en estas citas, hay bendición, felicidad, dicha por creer en Dios, por tener el temor de Dios, y benditos a quien Dios perdona sus transgresiones.

Qué estás esperando para decidirte por Dios?

En verdad Nuestro Padre Celestial, trabaja con la voluntad y disposición del hombre.

Si abrimos la puerta de nuestro corazón, Jesús entrará, de lo contrario no lo hará.

La dicha de confiar en Dios, es posible, que no la veamos reflejada en bienes materiales únicamente, pero SÍ la veremos reflejados en el temor y sabiduría que Dios implanta en nosotros, además de comprobar las bendiciones de Dios día a día.


Ahora bien, la dicha y bienaventuranzas empiezan con una nueva vida espiritual, somos bendecidos con toda clase de bendición en los lugares celestiales según Efesios 1:3.  

Amad@, te animo a creer en Dios, y si ya crees, a que lo hagas con más fuerza, somos llamados para vencer y alcanzar bendición.

 *DIOS es la causa suprema y la fuente de toda felicidad. Recuérdalo!


Paz y Gracia.


*Glosario Holman de términos bíblicos, Eugene E. Carpenter y Philip w. Comfort

26/11/13

Resistir las tentaciones



Dios te bendiga abundantemente!


En el post de hoy trataremos cómo resistir las tentaciones que nos llegan de parte del Tentador, ese es el enfoque para hoy. Las tentaciones que llegan por nuestra concupiscencia son otras. El punto hoy es resistir las tentaciones por parte del enemigo de las almas.

Acompáñame!

Enfrentar las tentaciones siempre será una problemática a la que todos tenemos que enfrentar en algún momento de la vida.

Siempre decimos “enfrentar las tentaciones” y creemos que se hace con sólo adoptar una postura de “firmeza” diciendo NO.
avivameentucamino.blogspot.com


Hay tentaciones que vendrán unas con más intensidad que otras, y una que nos costará más esfuerzo que otras.

Viendo en el libro de Mateo en su capitulo 4. Jesús enfrentó las ofertas que el diablo le hacía, y veo que la actitud de Jesús no fue adoptar una postura de “hombre fuerte”, lo que El hizo fue enfrentar cada oferta diciendo, declarando la Palabra de Dios.


Se ve sencillo verdad?

Pero necesitamos leer la Biblia, entrar en una comunión con Dios para que en el momento preciso el Espíritu Santo de Dios nos ayude a enfrentar las ofertas con sólo hablar la Palabra.

 El esfuerzo que hay que hacer es el de leer, orar y pedir a Dios siempre fe y fortaleza.


Veamos esto:


El tentador dice: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.
Jesús dice: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.
El tentador dice: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra.
Jesús dice: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.
El tentador dice: y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares.
Jesús dice: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.



Interesante conversación!


Lo que quiero enfocar es que con sólo Jesús decir la palabra de Dios, en cada una de las ofertas que recibía, resistía hasta que el diablo le dejo.

Esto es lo que sucede hoy día con nosotros, si tomamos la actitud de enfrentar y desechar saldremos ganando, pero si recibimos la oferta y nos quedamos con ella en la cabeza dándole cariño a esa oferta, es más probable que sucumbamos ante ella.

OjO: estoy diciendo que es más probable que caigamos, no que vamos a caer obligatoriamente.

Esto nos enseña que la palabra de Dios es poder. Cuando tu y yo nos disponemos a declarar la palabra, lo que estamos haciendo es, declarando poder, cuando la hablamos con los fines correctos estamos poniendo en movimiento el poder de la palabra.

Podemos pensar que eso fue a Jesús que le ocurrió. Es por eso mismo, porque es un ejemplo del uso que le podemos dar a la palabra de Dios cuando nos encontremos en esas situaciones.

Es importante anotar, que esto se puede aplicar para cualquier área de nuestra vida, en la cual seamos vulnerables.


Además nos enseña que hasta que no superemos las ofertas del tentador en esa área que es vulnerable, no seremos totalmente libres ni victoriosos, y esto será como un examen que tendremos que repetir hasta que lo pasemos con la más alta calificación.

Así que yo te invito amad@, a poner en práctica la palabra de Dios en los momentos de la tentación. Al principio puede que sea difícil, pero mientras más nos esforcemos más cerca estaremos de la superación, de la victoria, de la libertad. Dios nos dice que en nuestras debilidades Su poder se perfecciona. 



Paz y Gracia.


25/11/13

Dios hace nuevas todas las cosas




Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas. (Apocalipsis 21:5).



Dios te bendiga más! 


Estas son palabras de vida y aliento, por si creemos que ya no hay tiempo.


Manos a la obra!


Una de las maravillas que Dios hace en nosotros es que todas las cosas son nuevas en nuestras vidas.


Aquí en este verso dice: todas. No algunas, una sí y otro no. Son todas.


Cuando aceptamos a Cristo como nuestro salvador el primer cambio que se produce es un nuevo nacimiento espiritual, somos como bebes recién nacidos.

Por esto dice en la Escritura que es necesario nacer de nuevo para que podamos recibir el reino de Dios. Qué es lo que ocurre?

Lo que ocurre es que si venimos al camino de Dios con la misma forma de vida, de pensar, de ser, etc, no podremos disfrutar de todo lo que Dios nos tiene preparado. No podremos entender lo que Dios ha dicho en su palabra, si no nacemos de nuevo no tendremos un  nuevo espíritu que sea sensible y pueda conectarse con el Espíritu de Dios. Por esto y otras razones es necesario nacer de nuevo.


Después que nacemos espiritualmente, es Dios a través de su Santo Espíritu que nos va limpiando, es decir, nos ayuda a dejar de practicar el pecado para que progresemos en santidad, nos ayuda a identificar qué actitudes están mal y no son de su agrado, nos ayuda a ir entendiendo poco a poco la Santa Escritura.

Lo creamos o no, todos los aspectos en nuestras vidas Dios las hace nuevas.


Todo. Todo. Todo. Es nuevo. 



avivameentucamino.blogspot.com



Es nuevo nuestro corazón.



Para que podamos guardar con las enseñanzas que Dios ha dejado escrita en las Santas Escrituras, para que podamos alabar, adorar, y amar a Dios, aceptando primero a su Hijo Jesús, por quien tenemos perdón de pecados.


18/11/13

Irreverencias en las congregaciones


Irreverencias en las congregaciones



Hola!! Dios te bendiga más.


avivamentucamino.blogspot.com


Para hoy tenemos una pequeña reflexión acerca de algunos comportamientos que se suponen no son adecuados cuando ya estamos en la casa de oración de Dios.

Verdaderamente hay todo tipo de personas y todo tipo de situaciones que también encontramos aún en la congregación, donde se supone que es para rendir reverencia a Dios, mediante las diferentes partes que se presentan en el servicio.




Manos a la obra!


Algunas de ellas son:


El cuchicheo entre los hermanos.

Puede que haya una necesidad de decir o preguntar algo rápidamente pero breve, no una conferencia.


Cuando llegamos.

Si llegamos tardecito y su congregación no es muy grande en cuanto a miembros y físicamente, cuando llega e interrumpe diciendo Dios le bendiga. Lo mejor es llegar en silencio y si queremos saludar hacerlo con un gesto.


El celular.

Estar conectado al celular y no al servicio. Es mejor apagar o poner en vibración el móvil, para que no pierda concentración.


Masticar chicles.

Si llegamos ya a la iglesia terminemos de masticar chicle y echémoslo en la basura. Pero no dure el servicio completo con el chicle en la boca, como que no se ve muy bien eso.


La basura en su sitio.

Ya sea que compremos una botellita de agua y terminemos con ella, por favor, no la dejemos tirada como si nada, si ya terminó póngala en el zafacón. Así como cualquier otra cosita que hayamos comida no dejemos el reguero ahí plantado, mejor tengamos orden.


Prestar atención al público.

Si no nos toca estar como espectador del servicio o del evento, fijemos la mirada adelante y no en cómo van vestidos cada quien, si ya vio la ropa que trajo puesto fulano de tal, pues vuelva rápidamente y concéntrese, no comience a entretener la mente con que “yo también quería esa ropa, o zapato, o ese celular”. No dejemos que la mente divague con estos pensamientos.


No prestar atención al mensaje.

Antes de que el predicador entre en función, haga todo lo que tenga que hacer. Si tiene que ir al baño, vaya, si necesita comerse algo ligero (no es lo debido, pero si no puede aguantar) hágalo rápido, una vez ya el predicador esté dando el mensaje por favor, no dejen sus asientos para estar saliendo y entrando de la iglesia, esto saca de concentración tanto al predicador como al que quiere estar en comunión con la palabra de Dios.

Es de muy mal gusto que esté el predicador en su labor, y simplemente salimos o dejamos el lugar, usted sabe cuál es el mensaje que inconscientemente comunicamos?
Estamos comunicando “No me interesa ni tú, ni tu mensaje”.


A quién le gustaría que le pasara eso? Creo que a nadie.

Como vemos en todas partes hay situaciones y personas peculiares o curiosas.

Estas fueron algunas pinceladas de los casos que se viven a diario en las congregaciones, si tienes alguna otra, por favor compártela.

Finalmente, cuando vayamos ya sea a la iglesia o cualquier otro lugar en el que es necesario prestar atención, procuremos hacer todas las cosas antes de la sección o parte principal, lo ideal es que vayamos listos para gozarnos y atender lo que estamos haciendo, pero como somos humanos imperfectos, hagamos nuestro mejor esfuerzo.



Paz y Gracia.






13/11/13

El amor y el mundo


El amor y  el mundo



Muchas bendiciones de parte de Dios a tu vida!

Para hoy, te invito a que me acompañes en esta pequeña reflexión acerca del amor y el mundo.  Qué puede significar estas palabras para nosotros.



avivameentucamino.blogspot.com


Tanto hemos escuchamos hablar del amor y del mundo. Lo veremos así desde dos perspectivas:

El amor y el mundo en el creyente.
Y el amor y el mundo en el no creyente.

Ahora bien:

El amor y el mundo en el creyente.

Qué significa esto?


11/11/13

El amor de Dios en mi


El amor de Dios en mí



Muchas bendiciones, misericordia y amor para ti!


Para hoy tenemos un punto de análisis de edificación y bendición a tu vida. Vamos hablar un poco de amor. Palabra tan famosa y buscada por todos. Veremos el amor de Dios en nosotros y hasta donde se extiende.




Iniciamos!!


Mucho se habla y hablamos del amor de Dios, la Biblia nos registra que Dios es amor. Pero vemos el amor de Dios hacia nosotros para salvación de nuestras almas, y alcancemos la vida eterna.


avivameentucamio.blogspot.com
Agregar leyenda
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. (Juan 3:16).


En el amor de Dios, envió a su hijo amado su único hijo a tomar el lugar de cada uno de nosotros en la cruz, debido a que todos hemos sido destituidos de la gloria de Dios, siendo así estamos en una posición de enemistad con Dios, por esto Cristo tomó nuestro lugar, para que también fuésemos coherederos juntamente con El y podamos estar en el reino celestial.

Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios. (Romanos 3:23)

Entonces una vez Cristo entra en nuestras vidas, nace el amor del Padre en nosotros.  En este post enfocaremos el amor de Dios en nosotros, así como el alcance del mismo.


Tenemos amor de Dios en diferentes alcances:



6/11/13

Ven y ve


Ven  y ve!



Dios te bendiga más!

Para hoy tenemos un interesante punto de análisis en el cual veremos varios aspectos, que nos ayudarán a conocer mejor esta historia. Espero sea de tu agrado.


Iniciamos!

Nuestra historia es:

El siguiente día quiso Jesús ir a Galilea, y halló a Felipe, y le dijo: Sígueme.  Y Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andrés y Pedro. Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret. Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve. Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño. Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.  Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel. Respondió Jesús y le dijo: ¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que estas verás. Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre. (Juan 1:43 al 51).


Se pueden señalar varios aspectos de esta bonita historia, que son:


Uno.

Tenemos a Natanael, un hombre común como el resto de todos los humanos, quien esperaba también el cumplimiento de la promesa de la venida del Mesías. Un hombre de fe.  Según la historia Felipe halló a Natanael en el camino  y le dio la gran noticia de que habían encontrado al Hijo de Dios prometido.

Este hombre respondió que si de Nazaret podía salir algo bueno? La respuesta que obtuvo fue Ven y ve. Natanael estaba sentado bajo una higuera y según los estudiosos, la higuera es símbolo de paz.

Tan simple como una invitación para que se convenciera por sí mismo.

Por qué ven y ve? Esta es la respuesta que obtenemos cuando existe alguna duda acerca de lo que se nos está diciendo. Es como decir, comprueba por ti mismo lo que te digo.

Dos.

El aspecto divino de Jesús.

Al llegar Natanael, ya aproximándose al Maestro, Jesús dice: He aquí un verdadero israelita en quien no hay engaño.

Natanael se sorprende, de dónde me conoces?

De dónde podía conocer Jesús a Natanael si nunca lo había visto? Pues es aquí donde el Maestro deja ver que es el verdadero pastor de las ovejas, quien ha dicho que es el principio y el fin.

Tenemos la enseñanza aquí de que Jesús nos conoce a todos, creamos en El o no creamos en El. Seamos como seamos, estemos donde estemos, Jesús sabe quiénes somos.

Para Natanael convencerse de que Jesús era el hijo de Dios enviado, obtuvo una respuesta divina, tuvo su encuentro personal con el Señor.

Muchas veces es lo que necesitamos hacer: ir y ver, y de seguro tendremos un encuentro con el Señor.
Luego Natanael reconoce la divinidad de Cristo cuando le dice que es el Rey de Israel.

3/11/13

Acordaos de la mujer de Lot


Acordaos de la mujer de Lot.



Dios te bendiga más amado lector!

En el día de hoy, tocaremos un punto de análisis, llamado Acordaos de la mujer de Lot. Queremos lograr con este punto de análisis una creación de conciencia más clara de lo que es seguir el camino de Dios. Pido la guía del Espíritu Santo para que nos ilumine a lo largo de este escrito.


Iniciamos!

Tomaremos el verso:

Acordaos de la mujer de Lot. (Lucas 17:32).

Este pasaje se desenvuelve en el contexto de Jesús hablando acerca de la venida del reino, donde los fariseos le preguntan a Jesús qué cuando es la venida del reino, y el Maestro les da una respuesta propia de Él.

avivameentucamino.blogspot.comCita que en los días de Lot la gente llevaba una vida desenfrenada en la que todos comían, bebían, hacían todo lo que querían, y cuando llegó el momento de la destrucción de la ciudad fue con azufre y fuego. Por qué fue destruida Sodoma y Gomorra? Pues por el pecado.

Lot recibe la orden de no mirar atrás, que tome sus hijas, esposa y se vayan y no miren atrás. Pero qué acontece? Que la mujer de Lot miró atrás y se convirtió en estatua de sal.

Aquí es donde centraremos nuestro punto de análisis, el mirar atrás cuando debemos avanzar hacia la meta.

Como principio: el que decide seguir a Jesús debe negarse a sí mismo. Llevar su cruz cada día.

Qué es negarse a sí mismo? Es olvidarnos de nosotros mismos en nuestra naturaleza humana, para que el hombre/mujer espiritual se vivifique y podamos buscar el reino de Dios en primer lugar, además de  que podamos cumplir con la voluntad de Dios. Dice la Escritura:

El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí;  y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. (Mateo 10: 37, 38).

1/11/13

Son las promesas de Dios difíciles de alcanzar? 



Esta es una pregunta, que muchas veces también me la he hecho. Mi mente viaja a través de la Biblia en busca de personajes que esperaron en la misericordia de Dios. Hoy día podemos creer que las promesas son a futuro, pero también las promesas se pueden volver en presente.


Que el Padre bueno que está en el Cielo te bendiga más!


La palabra escrita de Dios está llena de muchas promesas para todo aquel que cree en Dios, también hay advertencias tanto para gente buena y mala.

En la Biblia nos damos cuenta que las promesas que Dios hacia, a quien él las hacía, tenían dos aspectos fundamentales que son:

La fe.  Y  la capacidad de esperar.



La fe, porque la palabra dice que sin fe es imposible agradar a Dios. Cuando alguien conocido nos promete algo, qué hacemos? Que confiamos en que lo hará.

Eso mismo quiere Dios con nosotros, que confiemos en que cumplirá lo prometido.

avivameentucamino.blogspot.comLa capacidad de esperar, sucede que en la Biblia vemos que luego de Dios hacer una promesa, pasaba un tiempo entre la palabra entregada y el cumplimiento de la misma. Todos aquellos que registra la Santa Escritura tuvieron que esperar, y no 5 meses, 2 años, ellos esperaron más de ahí, lo que diríamos nosotros hoy día “casi una vida”.

Pero qué sucede si Dios te ha prometido algo y ves que el tiempo pasa y no pasa nada?

La respuesta es simple: ESPERA.

Qué hacer mientras se espera?