23/8/13

El verbo hecho carne II

Un vistazo al verbo hecho carne! Parte II




A Dios sea toda la gloria y alabanza!!


Seguimos en una segunda entrega del verbo hecho carne. Puedes acceder aquí si deseas ver la primera entrega de este interesante tema.  El verbo hecho carne I


Vamos a darle un vistazo a los siguientes versos del Evangelio de San Juan cap. 1.


1:6 Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan.
1:7 Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él.
1:8 No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz.
1:9 Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.
1:10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.


El apóstol Juan, nos presenta a Juan el Bautista como un enviado de Dios para que diera testimonio de la luz, para que este hombre fuera limpiando o allanando el camino por el cual habría de pasar la luz del mundo, esto es Cristo.  

avivameentucamino.blogspot.com
El propósito del apóstol de mencionar a Juan el Bautista es para declarar la divinidad de Cristo, el apóstol se une al Bautista en toda su misión de anunciar la llegada de aquel por el cual existen todas las cosas.
Juan el Bautista fue un escogido desde el vientre de su madre, tanto así que su vida normal fue en el desierto, este  hombre no tuvo contaminación con las cosas del mundo, y por eso su testimonio fue hallado limpio para con Dios y con los hombres. Podemos ver el libro de Mateo 3.

Un punto importante que el apóstol dice  que  el mundo no le conoció.
Cómo pudo el mundo no conocer al Maestro?

Los judíos esperaban un salvador, un libertador, pero le esperaban de una forma ostentosa, lleno de riquezas, lleno de poder (físicamente hablando), le esperaban como una persona muy honorable. Para su sorpresa el Mesías sí vino, pero de una forma muy humilde, y nunca pensada por ellos. Nacido en un pesebre, criado con padres muy modestos, con un oficio nada llamativo, sólo un simple carpintero, así veían al Maestro, como un simple carpintero, oficio que aprendió de José, esposo de María su madre.

El mundo no le  reconoció porque dice el Maestro que el da testimonio de que las obras del mundo son malas, y por esto lo aborrecen. Cuando hacemos algo malo, y alguien lo saca a la luz a nosotros no nos gusta y hasta sentimos odio por esa persona. Esto fue lo que paso con el Maestro.

Cuando nosotros como cristianos damos testimonio de que hay cosas mal a nuestro alrededor, ya sean en la familia, en la comunidad, en la congregación, en el empleo, tendremos probablemente la desaprobación de muchos, porque sus obras son malas. Y la luz y las tinieblas no se mezclan.

El que ha conocido la luz que alumbra a todos, está llamado a dar testimonio del enviado de Dios, así como Juan el Bautista.


1:11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
1:12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;
1:13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.
1:14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.


Esta parte es muy importante, a todos los que creen en su nombre, se les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. Somos llamados hijos, ya formamos parte de la familia celestial, nuestra ciudadanía “normal” es cambiada a la ciudadanía del cielo.

Pasamos a ser coherederos junto con Cristo, aleluya!! Y como promesa recibimos el Espíritu Santo.
Leyendo nuevamente a todos los que creen en su nombre, en el nombre de Jesús, y obedecen su palabra y  la guardan hasta el final, estos son llamados hijos de Dios. Qué hermoso!! Cuantas cosas buenas tiene Dios para con nosotros.

El que no cree en su nombre, pues no goza de todo lo descrito anteriormente.
Otra enseñanza hermosa, es que existimos porque Dios así lo quiso, fuimos escogidos, llamados, limpiados por y para El. Muchas veces nos preguntamos por qué existo yo no pedí nacer?
Alégrate en saber que existes por la voluntad de Dios, no por voluntad humana, no porque papi y mami un día decidieron que era hora que la familia creciera, Dios permitió que tus padres, que mis padres me crearan, pero ya Dios me había diseñado, para El ya tu y yo existíamos. Lo que ha hecho es soplar aliento de vida en nosotros.

Si todavía no te decides, espero que el Espíritu Santo te guíe, te haga ver tantas cosas maravillosas de las que gozan los hijos de Dios. Hoy puede ser un día aceptable para ello. No te detengas, Dios nos recibe tal cual hemos llegado a sus brazos. Gloria a Dios!!

Tal vez dirías que es algo de ficción todo lo descrito aquí, y quiero decir que no es ficción, es una realidad, cuando caminamos en Fe y obediencia podemos ver la mano de Dios obrando en nuestras vidas, a nuestro favor.

Finalmente, para nuestra fe y su fundamento es sumamente importante saber y recordar que todo aquel que ha creído en Jesús y lo ha confesado, ya forma parte de la familia celestial, es coheredero junto con Cristo de todas las cosas, Dios nos guardará del día malo, tendremos guía siempre, los brazos de nuestro Padre Celestial están abiertos, Cristo es nuestro intercesor, amigo, abogado, y todo lo que pidamos en su nombre será hecho para que el Padre sea glorificado en el Hijo, nos acompañará su gracia la cual se perfecciona en nuestras debilidades!! Queda mucho más por decir!


Dios bendiga a todos los hermosos ojos que han tomado un poco de su tiempo en leer este escrito!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario