25/8/13

Principios para ser una mujer de ministerio (I)


Principios para ser una mujer de ministerio


avivameentucamino.blogspot.com

Estamos en una etapa en donde muchas mujeres desean ser productivas para el reino de Dios, y encuentran que la manera de hacerlo es teniendo un ministerio. Y esto  está correcto, porque todo aquel que desea ser útil en el cuerpo de Cristo a buena cosa aspira.


Recordemos que tener una función en especial, requiere de responsabilidad, compromiso, entrega y mucho esfuerzo por no decir que sacrificio. A la vez que es como dar a luz un hijo, ya que hay que esperar un tiempo y luego algunas señales del alumbramiento que por lo regular involucra el dolor, pero una vez el hijo está en nuestros brazos, se nos olvida y sonreímos porque el gozo que tenemos es superior a lo ya vivido.

Vamos a darle un vistazo a algunos principios aplicables para ser mujeres poderosas en Dios.

Las mujeres asimismo sean honestas, no calumniadoras, sino sobrias, fieles en todo. (1 Ti. 3:11)


Estas son cualidades sumamente importantes para ser mujeres de ministerio, todo inicia por un proceso interior que luego termina dando a luz al exterior. Examinemos estas cualidades:

Sean honestas. Por qué debo ser honesta?
La honestidad podemos decir es una virtud o cualidad que hace referencia a no ir de acuerdo con el engaño o la mentira. La persona honesta respeta y va acorde con la verdad. Y no se confabula con otros para la maldad o actos que son dudosos.
En aplicación al ministerio, la mujer debe tener la verdad como uno de sus principios, porque de esta manera se gana la confianza y el respeto de los demás.

 No calumniadoras. Cómo así?
La calumnia en un sentido simple la conocemos como levantar falsos testimonios a otra persona, inventar una mentira y atribuírsela a alguien más.
Una mujer que se conduzca de esta forma, no genera confianza y respeto, por lo tanto su ministerio no será fructífero e irreprensible.  Además de que a Dios no le agradan tales cosas.
En aplicación a su ministerio, es que no andemos inventando cosas o hablando cosas que nos imaginamos pero que no estamos seguras o tenemos base. Cuidarnos de las mentiras.

Sobrias. Qué es ser sobria?
De primer plano relacionamos sobrio con la embriaguez. Pero en este contexto no se aplica a “estar borracho”, es otro tipo de sobriedad. Ahora bien, mejor es que se si no se tiene control con eso mejor lo eviten (aquí cada quien sabe cómo anda en este punto).
Ser una mujer sobria significa tener moderación en todo lo que haga. Sencillez, y modestia. Así como tener conciencia de lo qué está haciendo, en su ministerio y en cada aspecto de su vida, ya que el ser humano es integral.
En aplicación a su ministerio, es que todo lo que hagamos sea con moderación, sencillas, con conciencia, no alborotadoras, más bien siempre formando parte de la solución. Además de que evite el vino si no tiene dominio propio al respecto.

Fieles en todo. Fiel?
Fiel se deriva de fidelidad, entonces qué es la fidelidad? Es una cualidad o virtud, que hace referencia en cumplir con los compromisos que tenemos, la fidelidad involucra una relación estrecha entre una persona con otra, o una relación entre sus principios y algo. Además de poseer la cualidad de la discreción.
En aplicación a su ministerio, la mujer de ministerio es cumplidora de sus compromisos, y está involucrada en una conexión entre ella y su ministerio, entre ella y Cristo. Por lo tanto, no es una persona dada a traicionar o dar la espalda cuando se le necesita.


Antes de que Dios nos entregue un ministerio, primero debemos ser procesados, limpiados, capacitados, en esta labor interviene el Espíritu Santo, por lo que podemos estar confiadas en El.
Ahora bien, estas cualidades muchas veces vienen con la persona, y también se adquieren y desarrollan. Antes de aspirar a un vuelo de gran escala, primero debemos volar en menor escala. Todo de menor a mayor.

Es aceptable preguntarnos cómo estoy yo? Tengo estas virtudes?
Si descubrimos que nos falta en un área, lo mejor es identificarlas y ponernos manos a la obra.  Con nuestro esfuerzo y la guía de Dios, es posible.

Y las que ya tenemos, mejorarlas cada vez más. 

Espero en Dios arrojar luz sobre este tema, tendremos una segunda entrega del mismo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario