5/12/13

Todo a Dios

Todo a Dios



Que nuestro Dios te continúe bendiciendo más!


Para hoy tenemos una breve reflexión Todo a Dios, te invito a que me acompañes a descubrir de qué trata.
Manos a la obra!


Escogemos los versos siguientes:


Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia (Salmos 127:1).



Qué enseñanza obtenemos de esto?


En primer lugar, este pasaje bien puede interpretarse de varias formas, pero lo que en esta oportunidad nos enseña es que todas las cosas en la vida espiritual y en la vida natural están dentro de la voluntad de Dios. O lo ideal es que estuvieran dentro de la voluntad de Dios.

Todo esfuerzo que haga el hombre/mujer, en cualquier aspecto de su vida, es de mejor provecho que lo presente al Padre Celestial,  cómo? En oración. Tomando unos momentos a solas, hablando con Dios.


Estamos en unos tiempos por ser casi fin de año, en donde el ritmo de vida se va acelerando más, llegan más afanes y preocupaciones de las que ya están. En consecuencia el hombre/mujer se esfuerza en pos de estos.

Amad@, por más que nos afanemos en ganar más dinero, en tener mejor preparación académica, en bajar de peso y cuantas cosas más…….. si Dios no tiene el control en vano serán todos estos esfuerzos.

Todas las cosas que acontecen en nuestras vidas son porque Dios las permite.

Para el hijo de Dios que ha dado un paso de Fe de manera más formal, todos sus actos o acciones están dentro de la Soberanía del Padre Celestial, a Dios no se le escapa nada, El nunca se descuida de nosotros.

Para ti que crees en Dios y todavía no te decides a dar un paso de Fe, dejando que tu vida ahora la guíe Cristo, quiero decirte que Dios ve todo lo que haces, en qué te esfuerzas, qué te preocupa, qué te aflige, quien te hace un bien, y a quien tú no le haces un bien. Es decir, que todas tus cosas, todo lo que tú eres Dios lo sabe. Y te aseguro que no se queda de brazos cruzados.

Como humanos que no nos cansamos de ver, de oír, de tener, si queremos tener un buen matrimonio, preséntalo y encomiéndalo a Dios, dale el control, para que Dios edifique conforme a su voluntad.

Queremos que en el empleo nos vaya mejor? Hablemos con Dios, presentémoslo.

Queremos otro empleo que sea mejor? Pidamos con sabiduría y con las motivaciones correctas
.

Son tantas las cosas que queremos, pero todas ellas sólo SERAN si Dios está como Maestro Constructor en nuestros planes. Lo que aún creemos que hacemos por nosotros mismos, es Dios quien permite que lo hagamos, es decir, todo está en la Soberanía del Dios Altísimo.



avivameentucamino.blogspot.com


En últimas instancias amado lect@r, este pasaje nos deja para aplicarlo a nuestro diario vivir, que todas los actos en la vida del hombre/mujer es mejor presentarlo a Dios, porque El sabe lo que más conviene, cualquier cosa por más pequeña que la veamos, presentémosla a Dios, tus nuevos planes, sueños, anhelos, toda situación, si Dios no está en el mando del barco, el viaje que hacemos es en vano.


Nuestro Padre Celestial es quien nos da la fuerza para seguir adelante, cuando ponemos las cosas en Sus Manos, El obrará a favor nuestro, encaminará toda mala situación a bien, sólo se necesita poner en marcha la fe y practicar la confianza en El.




Paz y Gracia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario