22/12/13

Dios habla

Dios habla



Que Dios te bendiga abundantemente!


Para el día de hoy tenemos una muy bonita y profunda enseñanza. El enfoque del día de hoy es que Dios nos habla en una circunstancia que parece extraña  y poco cómoda!


Acompáñame!


Cita bíblica:


Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón.
(Oseas 2:14).



Esta cita la tomamos del capítulo dos del libro del profeta Oseas, si leemos un poco más atrás veremos que es una forma muy bonita y grafica para representar la situación del pueblo de Israel con Dios. Que bien puede aplicarse a todos nosotros en nuestros días.



avivameentucamino.blogspot.com


Pero el enfoque es  la cita ya mencionada, la cual siento que Dios habló a mi vida cuando la leí. Y por esto siento compartirla contigo.


Una de las formas de Dios hablar al hombre/mujer es a su  corazón pero estando en el desierto.


Cristo fue llevado al desierto por el Espíritu Santo, en la cual fue tentado, pasado el tiempo de cuarenta días y cuarenta noches salió victorioso de aquel lugar. (Mateo 4).


Qué es el desierto?

Podemos definirlo como el tiempo y lugar en el cual somos procesados por parte de Dios  de diferentes maneras, intensidad  y con diferentes propósitos.


¿Por qué?


Porque solo Dios sabe lo que quiere trabajar en cada uno de nosotros, y el fin por el cual lo hace. Ya que somos probados como oro, ya que al reino de los cielos no entra ni carne ni sangre y mucho menos nada sucio (envidias, celos, avaricia, idolatría, rebeldía, entre otros).


El desierto puede ser cualquier etapa o situación en tu vida, normalmente es un tiempo en donde estamos a solas con Dios, sin mucha distracción.  


Cuando estamos en el desierto podemos escuchar lo que Dios nos dice, podemos reconocer las maravillas que El obra en nosotros, sólo en el momento  de soledad prestamos atención verdadera a lo que Dios quiere con nosotros.



Acontece que cuando estamos en la abundancia de todas las cosas y nos envolvemos en cada una de ellas, se nos hace más difícil atender a las cosas de Dios, y muchas veces no reconocemos cuando es Dios quien nos habla, porque tenemos “mucho que hacer”, entonces Dios usa el tiempo de “quietud” para intimar con nosotros.


Dios habla a sus  hijos en el desierto para afirmar sus corazones y para construir el fundamento en ellos, para que sean como el Monte de Sion, de manera que estén bien cimentados y unidos a la raíz.



Amad@, llegarán distintos desiertos a tu vida, en diferentes etapas, en la cual serás llevado por el Espíritu Santo, en ese tiempo Dios hablará a tu corazón  y te hará entender sabiduría, será un tiempo en la que estrecharás tu relación con el Señor, y serás promovido a otro nivel espiritual, a otro nivel de Gloria. Caminarás en otra dimensión espiritual.



Hay muchos que le huyen a los procesos, porque conlleva sufrimiento y morir a lo terrenal, pero sólo el valiente que se atreve y se decide a pasar el desierto con Dios, será coronado de Gloria y bendición como nunca se lo imagino de parte de Dios.


En los tiempos de hoy es necesario que encontremos espacio a solas con Dios por las razones que aquí te menciono y por las razones que te parezcan adecuadas,  vivimos por la palabra de Dios, es sólo El quien hace al hombre/mujer llen@ y feliz.


Con este post pretendo animarte que cuando seas llevado a un proceso/desierto en tu vida, con todo y tus temores, sólo agarra las manos de Cristo y presta atención a lo que el Alfarero quiere hacer en ti, podemos pedir sabiduría y discernimiento para esto, Dios es fiel y siempre cumple Su palabra. Decidamos practicar la fe  y confianza en Dios, para cuando EL hable a nuestro corazón podamos escucharle y reconocer que es Él quien nos habla.


Recuerda que las bendiciones que recibimos de parte de Dios, es de provecho compartirla con los demás, mientras más demos y compartamos con el  prójimo, más seremos bendecidos y llenas nuestras lámparas con aceite nuevo y fresco.



Paz y Gracia.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario